Alibombo, música extrema de sonido experimental

Todas las cosas tienen un sonido y Alibombo sabe muy bien donde tocar para sacarlo de una forma increíble. La percusión experimental de esta agrupación explora elementos no convencionales como ruedas de bicicleta, autos viejos, pipetas y tubos entre otros, convirtiéndolos en instrumentos de lujo.

Con dos integrantes: David Coronado y Lucas Jaramillo, esta agrupación dual presenta un show llamativo, colorido y supersónico que lo llevará en un viaje acústico donde la barrera de los géneros se rompe con esta música netamente experimental.

La  “sonoridad extrema” de esta agrupación se revela ante la Casetería en una entrevista con David, el candelo de Alibombo.

¿De todos los elementos  que han escogido para hacer música, qué tipo de materiales son los que más les gustan?

Me gusta mucho la sonoridad que encontramos en el bombo de agua, que se compone de agua y plástico, la unión de estas dos cosas hizo que el Acuabombo de Alibombo le diera un carácter de música electrónica a lo que hacemos.

¿Al incorporar lo electrónico de forma orgánica hacen intervención de sintetizadores o samplers en las canciones?

Sí usamos samplers, es fácil simplificar en un sampler muchas cosas,  sobre todo para viajar con el set.

Alibombo_pk

 

¿Y los metales… cómo en el video de los carros abandonados?

El video de los carros abandonados es muy viejo, fue el primero que hicimos, en realidad la sonoridad del grupo ahora es muy distinta, en los metales encontramos más que todo, brillos y notas altas; me gustan todas las sonoridades, pero cada una por sí sola generalmente no es nada.

¿Y con qué materiales nunca harían un instrumento?

Pues no sé, la verdad eventualmente cualquier cosa que genere un sonido serviría. El problema es amplificarla, y que nos sirva para el show en vivo… Antes viajábamos con una marimba de tubo y ese instrumento lo simplificamos a un sólo tubo que da varias notas, porque era costosísimo viajar fuera de Medellín con eso, por eso también hicimos el show de loops, como el que aparece en nuestro último video.

¿Ustedes hacen sus instrumentos?  ¿Cuáles son los parámetros para construir sus instrumentos?

Antes había un integrante que  se encargaba de eso, pero armó su propio proyecto y ya no está con nosotros. Las ideas en cuanto a las sonoridades y diseños provienen de todos, pero hemos tenido varios constructores. Nosotros escuchamos un sonido, vemos cómo se produce y cómo podemos encapsularlo en un instrumento que se pueda amplificar y montar en un show;  todo suena,  pero no todo es práctico para nuestro show, por ejemplo con la caja de bajos, que es una caja roja con botones de colores surgió de un video de internet; alguien amplifico el sonido de un motor con una hélice pequeña y pensamos que lo mejor era meter varios motores en una caja y ponerles un micrófono; pero en realidad nosotros nos concentramos en hacer música con estos instrumentos y vender un show más que construirlos.

¿Cuál es el elemento que más los ha sorprendido por su sonido… aparte del bombo de agua?

El Rin de bicicleta innegablemente ha sido un referente del grupo por sus posibilidades en la consola en cuanto a efectos y la claridad del sonido en un evento con mucha amplificación.

 

Ecofest_277

Ustedes no tienen letras en sus canciones, ¿hay alguna razón, han pensado en incorporarlas en algún momento?

Sí hemos hecho featuring,  ahora estamos haciendo uno con Lida Villamarin y Tucupra: dos cantantes ella es de Cali y Tucupra de Medellín; Pero nosotros, como Alibombo, no tenemos letras, no escribimos canciones, no tenemos nada que decir.  El show de Alibombo es instrumental hasta ahora. Nos inspiran las notas musicales. Nosotros vemos la música como una ciencia exacta,  a la hora de componer sólo pensamos en ritmos y motivos musicales que funcionen, nunca encontramos la “inspiración” en el amor , la política o la sociedad, etc.

Dado que ven la música como una ciencia exacta,  ¿cómo escribe para instrumentos cuya afinación y notas son tan salidas de lo convencional?

Improvisamos y tomamos las ideas que nos gusta como suenan, las juntamos con otras y vamos agregando o descartando en el proceso, nunca hay improvisación en el show, pero sí en el momento de componer, básicamente nos interesa la coherencia estética en nuestra música; que no parezcamos unos locos tocando con unas canecas, que así sea disonante y atonal la gente que asista a nuestro show encuentre una coherencia entre lo que ven y lo que escuchan. 

 

Por: Sheila Castellanos

Be first to comment

*