¡GAITANISTA!

Un sábado cualquiera del segundo semestre del 2004, cuando todavía era un estudiante de pregrado, supe sobre la existencia de un disco llamado ‘¡GAITANISTA!’, disco del cual lo único que sabía era que tenía una portada que alude al icónico Sgt. Pepper’s Lonely Heart’s Club Band de los Beatles, y que contaba con el aporte creativo de Eduardo Arias y Karl Tröller.

Como admirador de estos dos creativos colombianos por sus trayectorias en Zoociedad, Tentaciones, QUAC, Larrivista y más, me empeñé en buscar este disco a como diera lugar. Busqué y pregunté en varias tiendas musicales de Bogotá sin éxito. La gente o no sabía que el disco existía, o simplemente no lo tenían y no sabían cómo conseguirlo. Un poco defraudado ante el momentáneo fracaso, se me ocurrió continuar la búsqueda por Internet, a ver si alguien lo vendía en línea o si se encontraba en mp3.

Nada, tampoco. Sin embargo, en medio de esa búsqueda por Internet di por pura casualidad con un correo electrónico de Eduardo Arias. Sin pensarlo mucho y sin esperar mayor cosa, le escribí un correo corto preguntándole si sabía dónde se podía conseguir un CD de ¡GAITANISTA!, pues ya había intentado, sin éxito, en un montón de tiendas en Bogotá. Un par de días después recibí su amable respuesta, indicando que no solo le quedaban copias, sino que estaría dispuesto a regalarme una.

Intercambiamos un par de mensajes más y finalmente, en noviembre de 2004 –recuerdo que yo estaba en época de exámenes finales –quedamos de encontrarnos en las oficinas de Semana en el Parque de la 93, y no solo me entregó una edición sellada de ¡GAITANISTA! en CD, sino que de ñapa, me entregó otra copia en acetato. Para agradecerle el gesto, ingenuamente le entregué una copia quemada de Marquee Moon de Television y nos despedimos amablemente.

Cinco años después, el 26 de agosto de 2009, nos reencontramos cuando junto con mi colega, Juan Pablo García, tuvimos el honor de tenerle como invitado especial en la penúltima emisión de nuestro programa de radio web Efecto Doppler. Conversando con él durante el programa, nos enteramos de que ¡GAITANISTA! tuvo su origen en la revista Chapinero, revista en la que Arias colaboraba con Karl Tröller, Luis Carlos Valenzuela, Carlos Buitrago y otros amigos a comienzos de la década de 1980. Chapinero era una revista de humor originado principalmente, en elementos visuales usando técnicas de collage, y donde uno de los temas recurrentes era la evocación de imágenes nostálgicas de una Bogotá que nunca existió.

La revista tuvo una distribución limitada y fueron pocos los que tuvieron acceso a sus contenidos. Sin embargo, fue a finales de 1989 que Arias le comentó a Tröller que, ya que estaban pasando a una nueva década, era el momento preciso para dejar el papel y pasar a comunicar sus ideas en otros medios, y el primer paso que dieron en esta dirección fue la concepción de un álbum musical.

Fue así como bajo el nombre Hotel Regina y la Orquesta Sinfónica de Chapinero, Arias y Tröller, con el apoyo musical de Fernando Muñoz y Ricardo Jaramillo (entonces integrantes de Hora Local) e Ignacio Villegas, entre varios colaboradores más, le dieron forma a ¡GAITANISTA!, cuyo título hace referencia al ¡SANDINISTA! de The Clash, y que se editó a inicios de 1990. El álbum, al igual que la revista, incluye varios collages tanto en el diseño del empaque como mezclas auditivas en la música, tomando fragmentos musicales de una multitud de canciones de varios artistas, junto con algunas composiciones originales.

“Esto No Es Madrid”, la canción que da inicio al disco con una suave y nostálgica introducción acústica, nos muestra a un confuso narrador, quien al ir por un Picasso y recibir un Botero, comprende que se equivocó de ciudad, justo cuando la música pasa a un punk frenético, y posterior y brevemente, a un madrigal barroco.

Acto seguido viene “Apocalipsis FM (Evangelic Hot Mix)”, pista conformada por una grabación de una congregación rezando una casilla del rosario, seguida de un predicador evangélico recitando un sermón apocalíptico, todo esto al son de una pista electrónica de la banda belga Front 242.

“Solo Quiero Rock En Español” consiste en una parodia al entonces actual movimiento de rock en español, cantando frases como ¡Do-re-mi-fa-sol, do-re-mi-fa-sol, así es mi rock, rock en español! mientras al fondo se escuchan varias canciones de Franco De Vita y otros artistas, como si estuviésemos escuchando una emisora de radio mal sintonizada.
El lenguaje publicitario ha inspirado en más de una ocasión el trabajo humorístico de Arias, y fue precisamente la publicidad de tratamientos para el pelo, la que inspiró la canción “Lo Mejor Contra La Caspa Es Dejarse Crecer La Calva”.

Cuando me enteré de la muerte de Ómar Rayo en 2010 no pude evitar pensar en “Intaglios En La Keops”, la quinta canción del álbum, donde además de mencionar al maestro una y otra vez, se escuchan diversas conversaciones entre cachacos tomando copas y narraciones deportivas.

Entre Puente Aranda y Chapinero surgió el primer tramo del metro de Bogotá. Ocurrió, pero nadie lo recuerda, según lo que brevemente se narra en “Cuando Bogotá Tenía Metro”.

La última pista del álbum, “Revolution No. 9 De Abril” es un collage de poco más de 17 minutos, donde se pueden encontrar una multitud de grabaciones de radio colombiana (Son las nueve, Exactitud, Otra ventaja con Caracol), canciones de rock clásico (Pink Floyd, Rolling Stones, Beatles, David Bowie…), discursos políticos (Lo hice de buena fe. No me arrepiento.), música clásica (Richard Strauss, Ludwig Van Beethoven) y mucho más, aludiendo a varios momentos emblemáticos de la historia colombiana entre 1950 y 1990.
Después del lanzamiento del álbum, fue que Arias y Tröller saltaron a la televisión (detrás de cámaras, en calidad de argumentistas) para darle vida a Zoociedad, donde lograron llevar sus ideas satíricas a un público mayor, y que les permitió pasar a otra variedad de proyectos con mayor libertad que antes.

¡GAITANISTA! se mantiene como un disco bastante entretenido y al ser escuchado, seguramente despertará la nostalgia de cualquier colombiano con la edad suficiente, aunque independientemente de la edad y nacionalidad del oyente, este álbum es imprescindible en la historia del rock colombiano.

Diez años después de que conseguí mis copias, ¡GAITANISTA! sigue siendo igual de escaso en formatos físicos, pero afortunadamente en Internet se encuentra gratuitamente la totalidad del álbum.

¡GAITANISTA! completo: http://grooveshark.com/#!/album/GAITANISTA/4226237

Por: Juan Daniel Melo

Be first to comment

*