La descarga de metal que inauguró Rock al Parque

Los sonidos más extremos del rock nacional inauguraron el festival en su primera jornada.

Como ya es costumbre, Rock al Parque inició con el día del metal, el más concurrido de este evento que ya llega a veintidós versiones ininterrumpidas. Géneros como el death y el black metal sacudieron las cabezas de los casi cien mil asistentes que no sólo disfrutaron de bandas de renombre internacional como Sepultura o The Black Dahlia Murder, también pudieron ver el regreso al Simón Bolívar de bandas colombianas  como Morbid  Macabre y la llegada de otras con una amplia trayectoria como Socavón y Goretrade.

Los sonidos que inauguraron esta versión llegaron desde Tunja con Socavón, quienes abrieron el festival con su propuesta de death metal, presentando un repertorio de canciones con una temática contestataria y crítica del panorama nacional, el cual dejó una grata impresión entre el público bogotano, que muy puntual cumplió la cita.

Desde temprano los grupos nacionales dejaron una buena impresión entre los asistentes que llegaban con mayor afluencia al parque con el pasar de las horas. Uno de eso casos fue el de Stained Glory, la banda encargada de  traer el groove metal al Escenario Plaza, demostrando un sonido renovado, el cual da fe de la evolución musical que ha tenido en esta nueva etapa donde un grupo completamente distinto al de su primera participación en el festival se presentó llevándose una recepción muy favorable.

Mientras el día avanzaba, los visitantes del parque acudían a los escenarios Bio y Eco, en este último, Albatroz lanzó su tercer trabajo en estudio, “185 Lunas”, en medio de un público que gozó de su propuesta de heavy metal con un fuerte sentimiento de orgullo latinoamericano. El espectáculo llegó a uno de sus momentos más álgidos cuando Rubén Gélvez, de Kraken, acompañó a la banda en el teclado para interpretar clásicos del titán del rock como ‘Escudo y espada’.

A continuación, Supremacy  puso el toque de hardrock a la tarde en una de las presentaciones más concurridas de la tercera tarima. Un sonido que oxigenó el parque y dio pie a una de las propuestas más disfrutables (y hasta atípicas) de la primera jornada, mostrando una fuerte influencia de los grandes del rock clásico como AC/DC, del cual interpretaron canciones insignias como Highway to hell.

Otra colombiana que destacó  en los escenarios alternos fue Convicted con sus canciones que se caracterizaban por sus sonidos densos y melodías, una combinación entre potentes voces guturales y limpias que le ratificó el rasgo distintivo al escenario Eco durante la edición 2016 de Rock al Parque.

La descarga de los sonidos más abrasivos del festival tuvo su lugar en el Escenario Bio, donde géneros como el brutal death y el grindcore trajeron una muestra de las bandas más destacables de este año, una de ellas fue Nonsense Premonition, que demostró un nivel técnico  que contrastaba con la contundencia de su show, donde hicieron valer sus más de diez años de carrera.

Entrada la noche el turno fue para los invitados internacionales, quienes no decepcionaron a los asistentes que desde las primeras horas de la tarde ya estaban esperando las presentaciones de grupos como The Black Dahlia Murder, quienes aprovecharon su visita al festival para presentar parte de su nuevo trabajo, Abysmal, Lo que dejó por fuera del set list a algunas canciones populares de la banda de Waterford (Míchigan), como Miasma y Necropilis. Sin embargo, el nivel que demuestra esta agrupación, reafirmó su relevancia en el actual panorama del metal.

Por otro lado, los polacos de Decapitated finalizaron la primera jornada en el Escenario Bio presentando una excelente propuesta con una evidente pero contundente influencia de metal progresivo y melodic death metal. Una muestra del excelente momento que están pasando luego de reiniciar actividades tras un largo periodo de silencio.

Para finalizar, los brasileros de Sepultura se presentaron por segunda vez en la ciudad con uno de los shows más esperados en el marco del festival. Esta fue la ocación perfecta para que Andreas Kisser (quien ya había participado en 2014 con De La Tierra) mostrará algo del nuevo material que está preparando la banda, con la canción “I’m the Enemy”.

Fotografía: Juan José Murillo y Javier Murcia

Be first to comment

*