Leyendas y vanguardia en el cierre de Rock al Parque 2016

A ritmo de punk, ska, fusión y mucho rock n’ roll, finalizó este festival donde, evidentemente, el público fue el  gran protagonista.

El pasado lunes 4 de julio Bogotá se despedía de una edición más de Rock al Parque, el evento más importante en el calendario rockero del país. Más de 61 agrupaciones se dieron cita en el parque metropolitano Simón Bolívar para deleitar al público de la capital durante el primer puente festivo del mes.

Desde temprano las crestas multicolor y los taches se hicieron notar en los alrededores del parque, presagiando lo que sería la jornada dirigida al sonido del punk rock, donde Nación Criminal, Los Nasty, Chite y la legendaria banda GBH, iniciarían los primeros pogos de la tarde, mientras que Las Manos de Filippi y  Todos Tus Muertos encantarían a su público con una descargas de clásicos del rock latinoamericano.

Por otra parte, lo último del rock bogotano se apoderaría de las tarimas alternas y Bio con  con Afónica y Danicattack en el Escenario Eco y José Fernando Cortés y  Souther Roots en el Escenario Bio,  lugares donde una variedad mucho mayor de sonidos se dio cita durante los dos días anteriores y que en el cierre no sería la excepción.

Con un profundo agradecimiento con Colombia, los chilenos de Sinergia, una de las bandas más sobresalientes de este evento, deleitaron a su público con un show lleno de la excelente energía que logran transmitir en sus conciertos. Los padres del “metal pajarón” tocaron sus clásicos e incluso invitaron a los bronces de La Banda Conmoción para que los acompañará con sus temas “el día del sexo” y “Te enojai por todo”.

Otra de las presentaciones más esperadas en este último día fue la de los guatemaltecos de Easy Easy, quienes mostraron ese sonido que transita entre el rock alternativo, el pop y el hip hop más visceral, lo que ha convertido a esta agrupación en una de las más relevantes del contienente. Por más de una hora la voz de Jesse Baez cautivó a todos los asistentes del escenario Eco con temas como “Mint Condition”, “Collar Eterno”, “Mismos Ojos” y “She don’t feel me”, entre otras.  Sin duda, una de las mejores bandas en esta vigésimo segunda edición de Rock al Parque.

Entre las agrupaciones nacionales que en este 2016 presentaron un espectáculo renovado, destaca  Ikarus Falling, que para esta edición del festival, mostraron una renovada puesta en escena, la cual combinaba elementos teatrales con un sonido muchísimo más groove que en su primera participación en el evento.

Avanzaba la tarde y el turno en el Escenario Bio era para la banda norteamericana, Deafheaven,  la cual trajo un sonido ecléctico enmarcado como “black metal”, sin embargo, durante su presentación demostraron que las etiquetas no van con ellos ni con su performance en el cual las melodías en medio de la desgarrada voz de su líder, George Clarke, inundaron el ambiente con atmósferas y texturas que engrandecían la experiencia. Una presentación difícil de asimilar pero cada vez más llevadera conforme avanzaba el set list con canciones que no duraban menos de menos 5 minutos, como Baby blue o Luna.

Del otro lado del Parque, la Burning Caravan desembarcaba en el escenario principal para presentar su segundo trabajo en estudio, ‘Las Historias de los Hombres’, junto con un repertorio y una puesta en escena ampliamente elogiada, tanto por el público que ha disfrutado de su propuesta que integra elementos de la música balcánica, como por la crítica especializada.

Otra nacional que destacó en el cierre del festival fue Anger Rise, quienes mostraron una propuesta de rock duro netamente bogotano, donde se evidenció una fuerte influencia de grupos de grunge como Alice in Chains y otros como Texas Hippie Coalition, demostrando actitud y madurez en el escenario.

Para el gran cierre en el Escenario Bio, una de las agrupaciones más esperadas, Baroness, no decepcionó a sus seguidores. Esta banda Llegó al festival en el mejor momento de su carrera, entregándole a la ciudad una noche purpura donde demostraron una de las propuestas más vanguardistas en el panorama del rock internacional, donde podemos encontrar slug metal, stoner rock y rock progresivo.

El rock en español también estuvo presente en la clausura de Rock al Parque con Caramelos de Cianuro. Los venezolanos demostraron que tras 25 años de carrera siguen tan vigentes como la primera vez que se presentaron en el festival, en esta ocasión, el Escenario Eco estuvo repleto tanto de fanáticos colombianos como de miembros de la colonia venezolana, los cuales se hicieron sentir para acompañar a esta emblemática banda del país hermano.

El plato fuerte de la noche llegó con los estadounidenses de Suicidal tendencies, quienes, después de once años de ausencia, volvieron a presentarse en la plaza de eventos del parque, esta vez acompañados del legendario baterista, Dave Lombardo y el bajista chileno, Ra Díaz, los cuales pusieron la cuota latina en esta agrupación con más de 35 años de vida artística.

Durante su presentación, anunciaron el lanzamiento de su próxima placa este 30 de septiembre, de la cual haría parte su canción, “Clap like Ozzy”, estrenada oficialmente minutos antes de su presentación. Un regalo de la banda al público colombiano.

Fotografía: Juan José Murillo y Javier Murcia

Be first to comment

*