El punk rock hizo vibrar el Altavoz Fest 2016

Con un mejor clima sobre la capital antioqueña, el Festival Altavoz 2016 inició su segunda jornada con los sonidos de rock alternativo, el blues y el punk, sonido protagonista de este día.

Luego de un sábado pasado por agua, el festival volvía a recibir a su público, que a pesar del cielo plomizo que cubrió la ciudad de Medellín, se gozó de principio a fin un día lleno de diversidad de propuestas entre las que se podía encontrar el horro punk, la música balcánica y hasta el powercore. La afluencia crecía con forme avanzaban las horas y las primeras bandas del Escenario Fest irrumpían con melodías  de rock con elementos experimentales, como las que presentaron Humo y Xol, quienes acogieron a los primeros visitantes en la tarima principal, mientras que el Escenario Norte inició los primeros ‘pogos’ de la tarde con D.P.I, 1000 Cadáveres y Antexedentez.

Desde Bogotá, Burning Caravan llegaba con su  sonido Gipsy jazz, el cual los ha llevado de gira por México y el viejo continente. Su nuevo disco “Las Historias de los Hombres” congregó a un nuevo público que desde ya corea tanto las nuevas canciones como aquellas que se han vuelto insignia de este grupo, gracias a su excelente álbum debut: “En el Espacio”

Burning Caravan

Tras la presentación de los mexicanos de Motor, El Señor Naranjo se tomó el escenario principal con su desenfadada propuesta musical que deleitó a los asistentes de la pasada entrega del Breakfest, un estilo oscuro y directo lleno de psicodelia y hasta nostalgia en medio de potentes riff de guitarra que se matizaba excelentemente con el sonido del punk rock de las primeras horas del festival.

El power trio conformado por Felipe Naranjo (guitarra y voz), Adán Naranjo (batería) y Juan Fernando Vélez (bajo) ya tiene cuatro producciones, la más reciente de ellas, lanzada en 2015 bajo el título, “Puede Cambiar”, un compendio de 6 temas del cual conocemos su sencillo, Las Puertas.

Mientras se ocultaba el sol en la capital de La Eterna Primavera, los sonidos del blues, el soul y hasta el garage rock llegaron con Los Espíritus y Cápsula, de Argentina.

Los Espíritus

Los primeros, comandados por Maxi Prieto, trajeron la psicodelia al festival con un sonido que puso a bailar a todo el público del Escenario Fest. Blues, rock y hasta soul a cargo del segundo invitado internacional del domingo, mientras que sus compatriotas (radicados en el país Vasco), Cápsula, volvieron a deleitar a su fanaticada en Colombia con una verdadera cátedra de rock ‘n Roll, una impecable presentación llena de matices que nos recordaba a bandas que iban desde Led Zepellin y Black Sabbath, hasta Motorcicle Rebel Club y Sonic Youth; un popurrí de influencias y un sonido contundente que hicieron de su participación en este evento la mejor del Escenario Fest.

 Una de las bandas nacionales más esperadas fue Los Suziox, grupo insignia del punk rock de la ciudad y referente en el país. Con más de diez años de carrera, esta agrupación demostró una vez más que el sonido sensato y sin etiquetas realmente tiene peso al poner a más de seis mil personas a corear canciones como De Dónde Sale el Dinero, Míseria y Desaparecidos. Punk del barrio para el barrio.

El punto más álgido de la noche llego con el homenaje a la película de Víctor Gaviria, Rodrigo D. No Futuro,  cuya banda sonora sigue tan presente en el rock colombiano a más de 27 años del lanzamiento de este filme. Con integrantes de Peste Mutantex, P-Ne, Amén, Fértil Miseria y Blasfemia, entre otros, el punk de Medellín hizo del Aeroparque Juan Pablo II una sola fiesta que reunió a tres generaciones de rockeros en los inmensos pogos que se formaron al son de canciones como  Sin Reacción, No más Clases y Dinero.

Rodrigo D

Otro de los grupos más esperado durante este segundo día, fueron los argentinos de A.N.I.M.A.L, quienes, después de quince años, retornaron a Medellín para entregar un show con el sonido característico de uno de los exponentes más representativos del rock pesado en Latinoamérica. A pesar de la fuerte lluvia que cayó durante su presentación, Andrés Giménez, “Titi” Lapolla y Marcelo Castro se reencontraron con el público paisa para entonar grandes clásicos como “Loco Pro”, “El Nuevo Camino del Hombre” y “Sólo por Ser Indios”, inclusive invitaron al mismísimo Jello Biafra al escenario para cerrar su presentación con su cover de Body Count, Cop killer.

A.N.I.M.A.L

En medio de la lluvia, la última banda nacional, Squaters, mantuvo el animo a tope con su propuesta influenciado por el punk ingles y el punk de Medellín de antaño, sin bajar la intensidad de su sonido furioso y rebelde en ningún momento. Squaters presentó este año su álbum debut, “Made in Mierda”, 16 temas que demuestran su sonido crudo y potente.

El gran cierre de la noche fue con el legendario vocalista de Dead Kennedys, Jello Biafra, quien junto a  the Guantanamo School of Medicine, se sumo a la nómina de grandes referentes del punk internacional que han tocado en este festival, como Misfits, The Adicts, Vice Squad y El Último Ke Zierre.

Demostrando un estilo único, irreverente y con un alto contenido contestatario, Biafra presentó por primera vez en Colombia este proyecto con más de ocho años de existencia, donde su activismo político y la sátira a la vida cotidiana está a flor de piel en canciones como The Brown Lipstick Party y Road Rage, demostrando que su discurso sigue tan vigente como a finales de los años 70, incluso tuvo tiempo para tocar clásicos de los Dead Kennedys como Holiday in Cambodia y Nazi punks Fuck Off, que en esta ocasión, fue dedicada a Donald Trump.

Texto: Javier Murcia

Fotografías: Juan Felipe Osorio

Be first to comment

*