Una charla con Ismael Ayende

Los pioneros del “Psychosurf andino” nos contaron más sobre su particular propuesta que combina el rock n’ roll y el folclor latinoamericano.

Quizas no suene como Alice Cooper, Jethro Tull o The Alan Parsons Project, mucho menos a un Sigur Rós (que, por cierto, no es un nombre), pero podemos decir que aquí tenemos nuestro propio Ismael Ayende: rock colombiano con nombre y apellido propio.

Si bien no hay punto de comparación, esta lúgubre figura de un campesino medio melancólico se ha levantado en la escena independiente de la capital para traernos un sonido experimental y guitarrero que nos recuerda a la psicodelia y el surf rock de los sesenta, pero con una amplia variedad de influencias andinas que van desde la chicha peruana al bossa nova; una propuesta que al igual que proyectos como The Tripas Corazón, The Meridian Brothers o Los Pirañas, también ha echado mano del amplio espectro de posibilidades que ofrece el folclor.

Lejos de las duras calles y estrofas de “Tierra fantasma”, su último sencillo, Juan Manuel Osorio, vocalista y guitarrista de esta banda, nos abrió las puertas de su casa al norte de Bogotá y junto a Valentina Blanco (voz y percusión) y Javier Velásquez (bajo), compartió con nosotros un poco más del trabajo que han venido realizando durante este último año, del cual se desprende su tercer álbum discográfico, “Tres volcanes”.

Por: Javier Murcia

Be first to comment

*